Contigo todo es fácil

En las últimas semanas, ha dado la casualidad de que he estado recordando mi proceso de separación con hijos, en mi caso una niña que era un bebé en ese momento. Algunos lectores, me escriben a veces para compartir conmigo su experiencia en este sentido. Y quiero dedicarles este post en especial.

Pasar por una separación con hijos es probablemente la experiencia más difícil que me ha tocado vivir. Pero, también tengo que decir que la más fácil. Parece una contradicción pero pronto me entenderéis. Es sin duda muy duro decidir separarte de tu hijo cuando no quieres -incluso te parece que no puedes- y más aún cuando se mezclan sentimientos en relación a una ruptura de pareja. Pero superada la primera fase, una especie de estado de shock, en la que estás aceptando tu nueva situación, se abre un claro en ese cielo nublado -negro- que es tu vida y se traza un camino en el que solamente te queda avanzar. Primero, te parece que es un camino muy cuesta arriba, que no vas a poder hacer sola. Además, tú no habías planeado esto. Tú no querías esto…

Pero luego, te das cuenta que la fuerza no tiene que salir de ti. Que la guía no eres tú. Que tú sólo tienes que seguir avanzando, no sabes muy bien hacia dónde. Resulta que estabas equivocada y que la persona que va delante no eres tú. Y los papeles se invierten entonces.

Miras a tu hija/o, y ves que ahí está toda la fuerza. Una energía pura e inocente que nada podrá detener porque no conoce límites.

Y van pasando los días, las semanas, los meses. Vas tomando decisiones, vas sacrificando cosas, para ganar – o que tus hijos ganen – mucho más. Ya no tienes dudas, estás tranquila. Porque no hay un lugar al que llegar. Solamente  un camino que recorrer junto a la persona que más quieres en el mundo. Qué afortunada eres, ¿no te parece?

Es un camino con piedras, rocas a veces, como todos. Y tienes derecho a quejarte por ellas. Pero sabes que hallarás la solución, con la tranquilidad de que estás haciendo lo correcto.

Creo que no hay nada que no pueda superar, mientras estemos juntas, Lucía. Y, aunque no es la vida que había planeado para nosotras, resulta que está siendo maravillosa a tu lado. Disfruto de cada segundo contigo, de los buenos ratos y los malos juntas, de cada aprendizaje y cada pequeño descubrimiento. De cada reflexión que pasa por tu cabecita y que compartes conmigo. De cada viaje, de cada abrazo, de cada “mami” que escucho del otro lado del pasillo. Ojalá pudiera parar el tiempo y quedarme para siempre en este momento, en el que estamos construyendo una vida juntas, un hogar y aprendiendo la una de la otra constantemente.

Contigo todo es fácil. Porque la fuerza eres tú.

 

 

15 Comments

  • Sandra
    1 abril, 2016
    reply

    <3 Marta, no tinc res més a dir ni a afegir. Em sento totalment identificada amb aquest post…que afortunades som. No ho perdem de vista! petonàs enorme!

  • 1 abril, 2016
    reply

    Este texto me parece lo más hermoso que he leído en mucho tiempo. Me siento 100% identificada con cada palabra porque a pesar de que no estoy divorciada, soy madre soltera, y cada obstáculo que ha aparecido en mi camino ha sido fácil de sobrepasar gracias a mi hija Sara. Tengo la seguridad que no hay amor más puro e incondicional que el de ella <3

    Gracias por esta lectura tan linda, saludos desde Costa Rica.

    Mariana

  • Sofía
    2 abril, 2016
    reply

    Que reflexiín tan bonita. Ni te imaginas la fuerza que me da oara seguir adelante con ni hija y sin su padre. La única opción es seguir caminando. Pero nunca sola. Gracias por ayudarme a caminar. Un abrazo

  • 2 abril, 2016
    reply

    Me encanta Marta. Me han brotado las lágrimas. Yo también quisiera parar el tiempo. Un abrazo guapa

  • 5 abril, 2016
    reply

    Qué bonito, disfruta de tu hija y de cada momento juntas. Un abrazo.

  • SILVIA
    2 mayo, 2016
    reply

    Hola Marta,
    Imagino que recibirás muchos mensajes sobre el mismo tema, pero me gustaría saber si cuando llevasteis el proceso de separación fuisteis antes a un psicólogo para ver como encajar esto con vuestra hija. Mi niña tiene 2 años y medio y para ambos, por suerte y sin peleas, es nuestra prioridad. Cada uno respeta mucho el gran papel que hace cada uno en la vida de nuestra hija y por esto queremos que todo fluya de la forma más “natural”.
    Pero cómo hacer este proceso? cómo empezarlo?

  • mariafc
    14 mayo, 2016
    reply

    Preciós!

  • Naty
    4 marzo, 2017
    reply

    Apenas estoy separándome y tengo un bebé de 6 meses. Llora mucho y me siento mal porque creo que siente mi angustia pero trataré de transmitirle esto que escribes y que es tan cierto. Muchas gracias!

  • Cathy
    15 mayo, 2018
    reply

    Que linda reflexión!! mi hija tiene 7 meses y no estamos juntos con el papá, terminó la relación justo una semana antes de saber que estaba embarazada, ha sido todo difícil, pero ya estoy viendo la luz y lo que escribes me llega muy de cerca, gracias

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies