[CERRADO] Palabras e imágenes: vuestra inspiración tiene premio con Bruguer

Hace unos días llegó a mis manos el informe Coulour Futures, que elabora AzkoNobel, multinacional a la que pertenecen marcas como Bruguer (con la que pinté mi piso), para determinar su color del año y las tendencias que van surgiendo en todo el mundo alrededor del interiorismo, la decoración y paletas de color. A mi todos estos temas me encantan, desde luego desde un punto de vista del diseño, pero en especial ahora que he vivido una reforma y estoy en fase de decoración.
Este 2016, sus conclusiones se resumen en el concepto “Mirar hacia ambos lados”. La idea es que todo se rige por perspectivas opuestas (tradición e innovación, pasado y futuro, claro y oscuro…).

Color del año: ocre dorado

Este año, dentro de toda esta tendencia, se ha establecido que el color del año sea el ocre dorado. Un tono que es lo suficientemente brillante y a la vez nos recuerda sutilmente al pasado, a la tradición, al color de la tierra…

bruguer_sorteo_3

Palabras e imágenes

En el informe, me ha llamado muchísimo la atención la siguiente cuestión:

Vivimos en un momento de saturación visual. Tenemos una extraña sed de documentar nuestras vidas en redes sociales. Y tal cantidad de imágenes hace que éstas pierdan valor por su uso excesivo.

canon

Yo misma me he encontrado con que mi hija me pide que deje de hacer fotos y le dedique mi atención 100%. Y es que, y justamente lo hablaba ayer con una compañera blogger, las ganas de querer fotografiar todo impiden disfrutar plenamente de muchos momentos

yo-con-camara

La expresión “una imagen vale más que mil palabras” casi casi debería construirse al revés. Las palabras, orales o escritas, parece que importen menos dentro de nuestro vertiginoso ritmo de vida.

CF16-W&P-2
Pero en realidad están cobrando un poder renovado dentro de la decoración, el diseño y la arquitectura. Y se combinan perfectamente con las imágenes. Letras corpóreas, palabras, rótulos, láminas tipográficas se han convertido en elementos de decoración en nuestros hogares y conviven en armonía con otros elementos más tradicionales (ilustraciones, cuadros, fotografías…).

CF16-W&P-5

Inspiración con premio

Ahora, después de esta reflexión, que a mi me ha dado mucho que pensar, me gustaría cederos la palabra. Me gustaría preguntaros ¿qué os inspira todo esto? ¿Cómo vivís esta tendencia dentro del contexto actual? ¿Qué opináis de tanta saturación de imágenes? Y, sobretodo, ¿cómo lo gestionáis con vuestras familias?

T097_photo_2_800

De entre todos los comentarios en este post, Bruguer regalará una súper cena para dos (como esta). Tenéis hasta el 22 de Marzo para participar. El 23 elegiré el comentario mediante sorteo.

 

ACTUALIZACIÓN

Enhorabuena al último comentario, al de Patricia. ¡Es la ganadora! Te contactaré vía email para que me pases tus datos.

Captura de pantalla 2016-03-23 a las 19.32.43

 

19 Comments

  • 9 marzo, 2016
    reply

    Pues yo también llevo un tiempo haciéndome la misma reflexión, tantas redes sociales, tantas imágenes a nuestro alrededor me han llevado a un punto de saturación y ahora mismo me encuentro en un momento de “limpia”, de centrarme en lo básico, de dejar de lado la perfección de Pinterest e Instagram. Trato de buscarme y me pregunto quien soy yo en realidad.
    A mí me ha ocurrido un poco al contrario que a ti, la seguridad de que nunca voy a llevar al nivel de “idealismo” de algunas cuentas, me ha hecho bloquearme y dejar de sacar fotos, en este 2016 prácticamente no he fotografiado nada y ahora hecho de menos tener esos documentos gráficos, pero para mí y mi familia, no para difundirlos por las redes, no sé si me explico….
    El color ocre me parece un color cálido ideal para contrarrestar estos días fríos y grises… un chute de energía en forma de color, me gusta 🙂

  • 9 marzo, 2016
    reply

    MArta, no et podria donar més raó! A mi em pasa com a tu, la meva filla també em demana atenció quan estic fent fotos… i es que amb tantes xarxes socials, Pinterest, Ig… tenim una especie de “necesitat” innecesaria de captura cada instant de les nostres vides. Jo sempre he sigut com tu, m’han encantat les fotos desde petita i les trobo una part molt important de mi ja que es la manera de no perdre’m cao detall i de portar-me records al futur. Pero reconec que ha arrivat un moment que dedico massa temps a fer aquestes fotos…
    Tinc un objectiu per aquest any, i es apagar el movil i gaudir mes el temps que passo amb la meva filla… no sé si ho aconseguiré, pero m’agradaría intentar-ho!!
    Petons!

  • 9 marzo, 2016
    reply

    te digo lo que me lleva torturando hace un par de años… tengo una exposición de marcos de fotos vacíos! están esperando que imprima algunas de las tropecientasmil imágenes que tengo, que van creciendo cada día… cómo elegir? muchas ni siquiera las he vuelto a ver! ><

  • 9 marzo, 2016
    reply

    Igual es una tontería, pero yo lo que suelo hacer cuando llego a un sitio con mi hija y quiero inmortalizar el momento, hago lo primero las fotos que quiero conservar, seguido guardo la cámara (o el móvil en su defecto) en el bolso y procuro olvidarme de ella para ofrecer todos mis sentidos a disfrutar con mi niña. A mi me funciona!!

  • Peineta-pintxos
    9 marzo, 2016
    reply

    Pues a mí es algo que a veces me asusta mucho, es más alguna vez he visto lo mucho que disfruto de algunas cosas si no tenga la necesidad de fotografiarlo y compartirlo, creo que es cuestión de saber medir el rasero, que por desgracia no es mi caso ya que estoy ahora muy fotografica.
    El ocre es un color chulo que se está poniendo hasta de moda en la ropa también.

    Grandes reflexiones las tuyas como siempre.
    Besos y a ver si hay suerte y me voy de cena

  • 10 marzo, 2016
    reply

    Me pasa algo muy parecido. Soy una gran aficionada a la fotografía, a la cocina y madre de 3 niños guapísimos! Y claro, a veces me paso todo el rato intentando capturar la mejor imagen hasta que ellos mismos me dicen “mamá! Para de hacer fotos y ven!”. Y eso te hace reflexionar mucho. Hemos de encontrar ese punto de equilibrio entre pasar momentos inolvidables con nuestra familia y amigos y vivirlos plenamente, de manera entregada y poder capturar la esencia de esos momentos a través de la fotografía. Estoy en ello. 😉

  • DTD
    10 marzo, 2016
    reply

    Las imágenes pierden valor por su uso excesivo y muchos momentos memorables son minusvaloruzados al dar prioridad al tener una imagen de los mismos…es decir, cuantas veces no vivimos plenamente un momento importante para nosotros por estar preocupados por captar una imagen, a veces ni buena, del mismo?
    Yo me quedo alucinada, por ejemplo, cuando veo en la tele gente que es muy fan de una persona y la tienen delante y en vez de mirarla directamente la ven solo a través de la pantalla del móvil…
    Es bonito poder conservar ciertos recuerdos de las cosas, a mí misma me encanta revisar fotos y vídeos de cosas pasadas, pero no podemos dejar que el mismo hecho de intentar conservar esos recuerdos nos impida vivirlo y disfrutarlo con calma, para que quede grabado donde es importante: en nuestra memoria y nuestro corazón

  • ALICIA ZORITA NIETO
    15 marzo, 2016
    reply

    Todo en su justa medida dice bien. A veces menos es más. Aunque soy de decoración sobria, hay ambientes recargadas adorables.

  • 15 marzo, 2016
    reply

    Quizá tienen razón y ahora estamos siempre mirando la mida por el objetivo más que contemplándola con nuestros ojos. Pero es fácil, si uno quiere, desintoxicarse. Basta con “olvidarse” el móvil o simplemente escuchar a esas personas que reclaman nuestra atención. De todas formas no es algo tan nuevo, los egipcios ya tenían horrorvacui no?

  • Noe Campos
    15 marzo, 2016
    reply

    Yo creo que menos es mas, en lo que a decoracion se refiere. La casa esta para disfrutarla y relajarse, si llegas y ves habitaciones repletas de cosas, te agobias!

  • Lourdes D.
    15 marzo, 2016
    reply

    La facilidad de hacer fotos en todo momento nos hace olvidar la ilusión de vivirlo y recordarlo. Almacenamos cientos de fotos pero ¿nos dedicamos luego a verlas? Creo que no. Mejor tener el recuerdo de lo vivido.

  • Francesc Buj
    16 marzo, 2016
    reply

    Yo opino que con la saturación de las imágenes hay que aplicar un filtro personal y saber dónde está el límite para evitar este fenómeno.No voy a decir que es fácil, pero hay que intentar filtrar.

  • Corina Corseu
    16 marzo, 2016
    reply

    Soy de ser minimalista, todos los excesos son perjudiciales, en las redes hay que seleccionar para evitar la saturación.

  • BELEN PALOMERO MIGUEL
    20 marzo, 2016
    reply

    A veces nos vamos de viaje y cuando volvemos nos damos cuenta que no hemos disfrutado del momento, sino que hemos vivido el viaje a traves de la lente de la cámara… No merece la pena, me lo digo constantemente

  • 21 marzo, 2016
    reply

    A mí me encanta la fotografía! Cuantas más fotos vea más me gusta.. La parte mala es que en mi caso me obsesiono un poco con las fotos que quiero hacer y claro eso quita tiempo con los niños cosa que siempre trato de evitar planificandome más jeje… No sé si me he explicado bien..
    Me encanto tu reflexión.

  • 22 marzo, 2016
    reply

    Yo también tengo pienso que estoy en momento saturación de imágenes. Tanta perfección en las imágenes de Pinterest, IG… O ¿simplemente apariencia?
    A veces pienso que pierdo el disfrute de las cosas por intentar fotografíarlas, como en el caso de la comida.
    Los colores de esta temporada son geniales. El ocre se lleva en todo.
    Bss

  • 22 marzo, 2016
    reply

    He volcado todas las imágenes de mi Ig en una pared del salón para componer un mural de experiencias diarias. No todas las fotos eran valiosas pero sí me ha servido para darme cuenta la cantidad de fotos que se llegan a acumular cada mes. Al mirar las fotos revivo los recuerdos pero hay ocasiones que no recuerdo haber tomado esas instantaneas. Ahora intento tomar fotos con moderación y centrarme en el aquí y ahora más que en buscar un encuadre. Llega un punto que ya no es mostrar nuestras vidas, es que simplemente estás buscando capturar lo incapturable, las emociones que provocan determinadas experiencias con los pequeños. La foto no siempre es un recuedo así que por ahora estoy aprendiendo a moderarme y aprendiendo de nuevo a pensar que tengo una cámara con carrete y no un móvil lleno de ráfagas sin sentido. Besetes

  • Victoria Bonet
    22 marzo, 2016
    reply

    No podría estar más de acuerdo en que vivimos en una época de saturación visual. Pero también de saturación de palabras. Saturación de ruidos. Qué mejor placer que disfrutar de la oscuridad y del silencio de vez en cuando. Deberíamos hacerlo más.

  • Patricia
    22 marzo, 2016
    reply

    Yo siempre he pensado en la decoración como algo en el que los sentimientos y tu estado animo influye al máximo. Es decir ; no creo tanto en las tendencias sino en la actitud que tengas en cada momento. Si estas en un momento bueno no harías lo mismo a la hora de elegir simplemente un color para una pared.y como eso en todos los demás detalles.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies