Pequeños cambios: despojarse de lo innecesario

Hace siglos que duermo mal. Me despierto a media noche y no hay manera de volver a conciliar el sueño. Cuando estoy estresada, pienso que es por eso. Cuando estaba embarazada, era por el embarazo… Siempre hay una razón. Por eso, pensé que sería bueno hacer un cambio en mi habitación. Así que me informé sobre los principios del Feng Shui y me di cuenta de que lo estaba haciendo todo mal. Y esta semana, hemos empezado a hacer algunos cambios. Y lo curioso es que esos cambios me han llevado a reflexionar sobre lo que llegamos a acumular, y sobre lo que realmente necesitamos.

Empezamos cambiando la orientación de la cama. Ahora, nuestras cabezas apuntan hacia el noreste (tampoco teníamos mil opciones). Además, al hacer este giro de 90º, se ha creado un espacio enorme entre la cama y la ventana del balcón. Parece que hemos ganado metros cuadrados! También hemos quitado la tele, total no la necesitamos. Y, para acabar, lo más importante es que cada noche apago mi móvil y lo dejo fuera de la habitación.

Pero lo más interesante de todo esto es que me he dado cuenta de que cuanto más vacía veo mi habitación, más a gusto me siento en ella. Empecé pensando que tenía que colgar algo que me hiciera de cabecero, que podría poner un sillón para leer cerca de la ventana… Pero luego vi que nada de eso era necesario. Y que tal y como estaba, estaba perfecto.

Cuantas menos cosas materiales tengo a mi alrededor, más repleta de vida siento mi casa. Es como si la energía que llena cada rincón se convirtiera en más pura, más auténtica, más real. No necesito estímulos, ni artificos cuando estoy (y me siento) en casa.

Cuanto menos tengo, más rica me siento.

Y es que estamos creando un hogar a partir de la sencillez, de la tranquilidad, del amor, de la compañía, de la comprensión. Y cada paso que damos se encamina hacia lo simple, lo auténtico.

He empezado por mi habitación, pero presiento que esto de deshacerme de lo que no necesito (y no me hace feliz) va a irse extendiendo por toda la casa y por mi vida. ¿Será esto lo de madurar?

De momento, al entrar en mi cuarto, siento una paz y una tranquilidad que se equilibran con mi hija, con su energía, con el sonido de su risa y con esa vida pura e inocente que llena cualquier rincón.

Espero haberos transmitido un poquito de esta tranquilidad que tanto me llena, y que me resulta tan necesaria a estas alturas de mi vida. Y os invito a reflexionar, a despojaros de lo que resulta innecesario, al menos en vuestras habitaciones. ¡Feliz miércoles!

5 Comments

  • 5 octubre, 2016
    reply

    Wuauuu, te leo, miro a mi alrededor y me dan ganas de escaparme….En tu casa se respira muy bien te lo digo siempre que voy, es entrar en ella y paz total.
    Un beso y gracias por la refelxión

  • 5 octubre, 2016
    reply

    Me encanta la habitación!!!

    Que la disfrutes.
    Un abrazo,

  • Sofía
    6 octubre, 2016
    reply

    Me encanta

  • 13 octubre, 2016
    reply

    Pues en efecto, eso es lo que transmite, calma y bienestar. Seguramente ya lo conozcas, pero para el momento en el que estás, La Magia del Orden de Marie Kondo te va como anillo al dedo y puede darte un empujón genial! Yo hace mucho estoy esperando que llegue el momento para ponerme a ordenar a fondo mi casa, pero parece que nunca llega y está claro que tendré que cambiar de estrategia! Como lo has hecho tu? Un abrazo!!

  • 19 febrero, 2017
    reply

    Me hacía falta leer tu entrada. Hace tiempo que siento que la acumulación de cosas innecesarias genera asfixia. Darle al espacio su espacio, esa es la clave y pienso ponerla en marcha también. 😉

    Un besazo y enhorabuena, tienes un hogar que irradia amor y armonía. 😘

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies